miércoles, 4 de abril de 2012

JUGANDO COMO ANTES.. Y COMO AHORA

Muchos padres, educadores y sobretodos esos que se creen entendidos en la materia aunque nunca se arremanguen, dicen que los niños de hoy en dia no saben jugar. Es posible que sea cierto lo que muchos estudios reflejan: que los niños ven demasiados audiovisuales.
Pero yo, mujer interesada en nuevas tecnologias donde las haya, no comparto el miedo a lo que estas aplicaciones puedan influir negativamente en nuestros hijos. Yo soy de las que lucha por defender que las tecnologias no son más que meras herramientas para desarrollar algo. No son el objetivo final. Tu puedes hacer un buen o mal uso. Eso depende de tu objetivo. Pero para mi no hay que desaprovechar lo que nos aportan. Facil acceso a la información, interacción sobretodo para personas timidas, compartir conocimiento, reirte un rato con amigos que ves muy de tarde en tarde, juegos de habilidad, de pintura, de.....
Dicho esto, yo lo aplico con rasero. Es decir, gestiono las herramientas para que mis hijos no se centren solo en ellas. Que mi pequeño de 4 años sea capaz de hacer un scroll de pantalla con las teclas direccionales de la pantalla es tan orgullo para mi como que pueda estar dos horas con los clic de Famobil inventando historias. El encaje de este puzzle es el que le hará crecer. Al menos eso lo defiendo yo. A partir de ahi hay normas que como adulta creo debo establecer. Como en el resto de comportamientos. Por ejemplo:
  • a la Wii solo se juega en fin de semana, nunca por la mañana y máximo dos horas (entre todos). El resto de la semana permanece en reposo...
  • Al ordenador, solo esporádicamente, a juegos creativos y siempre, siempre, con su padre o yo al lado (suele ser su padre, a mi no me gustan mucho)

Noa, mi hija de 7 años, lleva dos esperando tener su Nintendo DS. Puede parecer duro, pero a mi no me gustan esos niños que se enganchan a la consola en cualquier lugar, a cualquier hora, durante interminables periodos de tiempo. El pacto era que cuando cumpliera 8 años la tendría y la misma norma que tiene la Wii será para este aparatejo: solo fines de semana y durante un tiempo controlado. El domingo es su cumple: está loca, por tener su regalo esperado durante dos años....
Pero lo que verdaderamente me hace dudar de las afirmaciones de tanto entendido de que los niños no saben jugar, es cuando mis hijos vienen a casa cantando canciones que yo ya cantaba de pequeña o reproduciendo patrones de juego que solia adoptar.
Hace meses era la charranca. La araña. También la cruz salvada. Ahora es saltar a la comba. Y cantan la canción del Pelotón: al pelotón que entre el uno, al pelotón que entre el dos.... que salga el uno, que salga el dos... Y aquella tan chula de saltar : si la barqueta tomba, nena no tinguis por, alça la corda a l'aire (y aqui subias la cuerda) i canta la cançó.
Pues bien, recordando este juego, ayer se me ocurrió comprar en un chino una goma elástica. Recordaba yo que en mi época habia siempre dos grupos: el de la cuerda(que era mi preferido) y el de las gomas elásticas (para las realmente habilidosas, que dificil!). Compré la goma con un cierto regusto a traidora por pasarme al otro grupo de mi infancia, y la llevé a casa. Mi hija ni idea de lo que era. Cogimos un par de sillas y empezamos a saltar. Vinieron a mi memoria tres canciones: 
  1. calipo,lipo,lipo es el helado que te quita el hipo... 
  2. Chiclecle Bazocaca, se estirara, se explotata... 
  3. Don Melitón tenia tres gatos, que los hacia...
Risas, caidas, recuerdos de piernas enrolladas, la paras! gritaba yo y ella lo veia dificil dificil, pero no paraba. todo el dia: mami, ¿jugamos?
Ella si sabe jugar. Todos los peques saben. Es la medida del coctel de herramientas lo que les da el equilibrio. No hay que renunciar a nada. Hay que saber dosificarlo. Somos los padres los que tenemos que trabajar este aspecto.Forma parte, a mi entender, de nuestra labor de educadores. Saltemos a la comba, juguemos a las canicas, démosle unas buenas patadas a un balón, pero también ejercitemos la habilidad con el mouse, busquemos en Google, saludemos a los amigos virtuales segun la edad y la supervisión de un adulto, creamonos F.Alonso en la Play, y disfrutemos al final, de todo lo que nos ofrece la vida.

7 comentarios:

Irene dijo...

Creo que tienes toda la razón, todo a su debido tiempo y en su momento. Aunque yo soy un poco reacia a la Nintendo, mi mayor tambien la quiere, pero yo me resisto... Prefiero que jueguen a muñecas, al aire libre... lo malo es que yo tengo memoria de pez para los juegos y canciones de nuestra infancia, poco les puedo enseñar...

kira permanyer dijo...

a mi también me cuesta horrores recordar. No tanto las canciones, si no los pasos en las gomas o en la cuerda... a ver si me pongo al dia! Un abrazo

La esposa de su hijo dijo...

Los míos todavía son pequeños pero apuntan maneras, creo que el uso de tecnologias es bueno tal y como lo planteas. ¿Cuando empezaron con la wii?
Buen día.

kira permanyer dijo...

Hola Esposa de su hijo! pues pronto, no recuerdo bien, pero cuando pueden sostener el mando!jajajaja la wii está muy bien para coordinar movimiento. Como además los muñecotes son grandes y sencillos les llama la atención. Siempre dosificada, eso si! un beso fuerte.

joan gasull dijo...

Gairebé tot el que els podem ensenyar i vulguin jugar-hi és bo per ells, però sempre amb mesura

onavis dijo...

Tienes razón, hay que tener un control. Y hacer que los juegos audiovisuales no sean los únicos!

Mi peque tiene sólo dos años, pero ya me preocupan estos temas!

Mirashka dijo...

Jo també he hagut de posar limitacions en l'ús de l'ipad, i és que tenir un pare informàtic fa que siguin molt precoces... Ostres quina casualitat! al parque volem comprar gomes perque els nens juguin! ja ja ja i a l'escola també en volen comprar pel pati. Tot torna no???

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...