viernes, 30 de marzo de 2012

INCENTIVO ECONOMICO

Bienvenido Sr. Incentivo económico. Gracias por aterrizar en mi cuenta bancaria. Pero sobretodo gracias al Instituto de investigación para el que trabajo por reconocer mi esfuerzo. El reconocimiento no puede ser siempre económico, claro, pero ayuda, más cuando no lo esperas.
Hoy entré a despachar con el director, como cada dia, y me dió en mano una comunicación interna sobre un incentivo nada despreciable que me daban por el esfuerzo y dedicación de mi trabajo durante el 2011.
Pues es de agradecer.Y más en los tiempos que corren. Y más sabiendo que la tesoreria de la organización se tambalea por incumplimiento de pagos por parte de organismos oficiales que me abstengo de nombrar. No son buenos tiempos para nadie. Por eso mismo lo agradezco mucho más.
El dinero no es la base de todo, es cierto, pero ayuda a mejorar nuestra vida.
Ayer, durante la cena con mis hijos, inventamos un juego: el primero que emitiese un ruido o palabra, debia explicar al resto un deseo. Mi hija de 7 años empezó a verbalizar los suyos: las muñecas Monsters. Todo giraba en torno a ese juguete. No pasa nada, quien no se ha enganchado de pequeño a algo así? las Nancy, Barriguitas, Barbies, etc forman parte de nuestros recuerdos. 
Pero cuando le volvió a tocar el turno, empezó a verbalizar deseos de consumo. Que si un descapotable, que si ... que si... todo era comprar y adquirir. De una manera sutil, cual libro de psicologa argentina, me decidí a cambiar el rumbo de los deseos. Y empezó un juego divertidisimo en el que ella, junto con mi hijo de 4 años y yo participamos activamente .Tanto que se nos olvidaba incluso esperar el turno de palabra y comer el suculento postre.
Pues yo seria invisible. Me colaria en la sala de mestres y escucharia cómo hacer bien los deberes.
Pues yo seria invisible, mama (decia el pequeño). Em colaria a la sala de mestres i em disfressaria de dinosaure... quina por no? 
Pues yo, expiaria a los niños en las duchas (listilla me ha salido la niña con tan solo 7 años... miedo me da!)
Pues yo, seria invisible y me subiria a la moto del campeón de una carrera (esto el pequeño, que caña!)
Pues yo......
Era divertido. Conseguí por un momento olvidar la influencia que tiene el dinero y crear imaginación en mis pequeños más allá de poseer cosas. Hoy volví a la realidad por eso. Aunque el dinero no lo es todo, cierto que te da tranquilidad. Cuando me dieron mi reconocimiento en forma de euritos, pensé que era un descanso durante unos meses.

8 comentarios:

Maria dijo...

Felicidades por ese incentivo!!! A disfrutarlo!!! Me ha encantado lo de la cena es genial!... Muchos besos guapa y está claro que cuando valoran tu esfuerzo y tu trabajo una se siente muy bien

Irene dijo...

Enhorabuena por ese detallazo que han tenido contigo... si el dinero no da la felicidad, pero cuando una se lo ha ganado lo recibe con mucha alegria, verdad??? Pues ahora a disfrutarlo!!!

Treintañera con hijo dijo...

Enhorabuena por ese reconocimiento. Siempre es agradable que te reconozcan el trabajo bien hecho y si encima te dan algo de dinero pues mejor.

La esposa de su hijo dijo...

Me alegra mucho que se reconozca el trabajo bien hecho y que se premie. Que las broncas por hacerlo mal no te las quita nadie ¿a que no?
Seguro que sabes darle buen uso al incentivo.
Buen día.

raindrop dijo...

jajajaja Me ha hecho gracia eso de los deseos de invisibilidad. Una vez, en una película (no recuerdo ahora el título, solo recuerdo esta anécdota) un personaje decía que de todos los poderes que pudiera desear, el que más apreciaría es ser invisible. Otro protagonista le respondía que por qué, puesto que le parecía que ese poder solo sirve para realizar cosas malvadas. Argumentaba este, diciendo que si se utilizara un poder para algo muy bueno, teniendo en cuenta lo que nos gusta alimentar el ego, querríamos que todos nos vieran y llevarnos el mérito, pero no permanecer ocultos.
;)

besos

(por cierto, enhorabuena por el incentivo: es señal de trabajo bien hecho)

joan gasull dijo...

felicitats per les dues coses, el joc també és un bon incentiu.
llàstima que aquesta paraula tant coneguda sigui tant poc utilitzada

anna dijo...

Una entrada molt bonica, farcida de coses bones. Enhorabona per la feina ben feta (la remunerada i la de mare)

Layna dijo...

Extraño suena que hoy en día aún sigan reconociendo el trabajo de uno con una recompensa económica...Felicidades!!! aunque la mejor recompensa son esas conversaciones llenas de imaginación con tus hijos.Besos

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...