martes, 26 de enero de 2010

SE AVECINA UN CAMBIO


Los cambios asustan, te golpean tu vida anclada, te zarandean, a veces para mejor, a veces para peor, pero nunca, nunca te dejan indiferentes. Y eso es bueno. La indiferencia mata la vida. La convierte en purito paseo por una ciudad gris sin olores de primavera. El cambio es como aire de invierno. Te golpea, te deja a veces sin aliento, pero aunque te paralice durante un pequeño periodo de tiempo, te activa y te devuelve a la jungla de la vida.

Bienvenidos los cambios de mi vida. Los tomo todos, toditos, juntos, en fila ordenada como los niños y las niñas salen al patio, uno detras de otro, observando que ninguno se adelante ni pise al otro, asimilando cada uno de ellos con la mejor de mis sonrisas...

Se avecinan cambios, y yo estoy preparada para ellos.

2 comentarios:

Metafrastida dijo...

Me dejas más que curiosa, ¿cambios? ¡Y encima muchos! Yo también he cambiado, ahora vivo en Cambrils.

kira permanyer dijo...

vaya! también te mudaste! pues yo me mudé de casa,cosa que me ha alegrado un montón, pero al mismo tiempo me quedo sin trabajo.... en fin, mente positiva!!!! que tal en Cambrils?

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...