miércoles, 20 de mayo de 2009

EL ENFADO


He leído un artículo realmente interesante sobre el enfado. Uno de los aspectos que señala, es que a mayor ego mayor riesgo de enfadarse más a menudo corremos. Al principio esta afirmación sorprende, pero a medida que la vas analizando, te das cuenta de que es cierta.... Si nos creemos el centro de la vida de los demás, estamos perdidos. Pero si nos creemos una parte muy importante de ellos, también. Cada persona debe luchar por mantener su circulo en continua armonía, ellos el centro, el resto, satélites que aparecen y desaparecen como la nómina en tu cuenta corriente.... Nosotros no somos el centro de nadie, sólo de nuestra propia vida, que ya es mucho. Entender y asimilar esto nos hará enfadarnos menos. Por qué ? por mil motivos, pero si comprendemos que, en multiples momentos, no estamos en la mente de los que más nos importan, si no que bastante tiene cada uno para lidiar con su propia vida, evitaremos enfadarnos porque pepita no nos llamó para quedar, que Juanito no se acordara de felicitarnos en nuestro primer aniversario de ex fumadores triunfantes, que tu hermano no se acordara de comprarte esas galleticas tan buenas que solo venden en Andorra, donde pasa todos sus fines de semana, o que tu mejor amiga no te desee que el curso de cocina vegetariana lo bordes..... En fin, nuestro ego está bien, pero cuidadín con que se nos suba a la espalda.....

1 comentario:

Marc dijo...

Es verdad, qué mal cuando nos da rabia no ser el centro de la vida de otra persona en cualquier circunstancia. Siempre queremos subir, resaltar en la vida, ego y ego, cuando a veces lo mejro es fundirse y dejar que todo fluya. Toma empanada!

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...