miércoles, 22 de febrero de 2012

CUANDO TE PASAS

A veces una se pasa. Y no, no me ha pasado hoy, ni ayer, ni escribo por eso. Me ha venido a la cabeza leyendo el título de un post de la bloggera Miriam Tirado: Te ha pasado. En mi afán por aprovechar el tiempo, leí demasiado rápido y entendí: Te has pasado. Y pensé, mira, otra que reflexiona.
A mi me pasa. No se si a las demás o a los demás. Yo me paso a veces. Soy latina y temperamental. Tiene su lado bueno: siempre estoy activa, ilusionada, con ganas de tirar hacia adelante, con ganas de animar a los mios, y a los que no son mios (jajajaja) con muchisimas ganas de vivir. Pero a veces tiene su lado negativo: descontrol de los sentimientos negativos de rabia, injusticia, enfado, etc... y eso, a pesar de que con la edad (tópico aunque no por ello menos cierto) he aprendido a controlar esos estados. Control emocional negativo. Asi lo llamo yo. Tecnicamente no sé como se denomina pero lo reconozco cuando empiezo a sentirlo. Normalmente coincide cuando estoy cansada fisica y mentalmente. Por las tardes /noches. Reconozco que además hay ciertos comportamientos ajenos que me exasperan. Y no debería ser asi. Los comportamientos ajenos no pueden controlarse. Y si no podemos controlarlos, no deberíamos dejar que fuesen el combustible de nuestra ira. Eso desgasta demasiado.
Con los niños también me pasa a veces. Me enfado y no puedo dejar de estar con el morro encogido y verlo todo al revés. Que si no recogen, que si cenan mal y poco a poco, que si se pelean, que si no me dejan hablar 2 minutos por telefono, que si.... Es cierto que ellos también están cansados, que su comportamiento en esos momentos no es modélico pero son niños. Yo adulta. Y cuando pierdo el control emocional negativo como yo le llamo, no me gusto nada. Grito, digo tonterias, hablo en castellano (yo con mis hijos hablo en catalán pero cuando me enfado en castellano.... y con un acento guardia Civil que da miedo...), me pongo fea, muy fea... y después me siento mal. Normalmente analizo qué ha pasado, y aunque en el fondo tenga razón (los niños no siempre hacen lo que deben, para eso estamos los padres) las maneras, el camino, no es el correcto. Asi pues, ¿Qué hago? Les pido perdón por las formas. Siempre lo hago. Mi padre lo hacia conmigo y lo recuerdo como un gesto que despertaba en mi purita admiración. Él tan grande, tan oso, disculpandose conmigo, tan pequeña, tan micaja.... Pues yo hago lo mismo. No me gusta que mis hijos piensen que su madre es perfecta y que no reconoce sus defectos. Tal vez por eso haya conseguido que estos pequeños míos cuando también pierden el control, reflexionen rápido y pidan disculpas enseguida. Yo me siento orgullosa de ellos. ¿Os pasa?

13 comentarios:

Miriam Tirado dijo...

Hola, guapa! Es difícil a veces controlarse sobretodo si se tiene un carácter como has descrito que a veces "se pasa"... No puedo hacer más que recomendarte el libro "Aprender a educar sin gritos, amenazas o castigos", de Naomi Aldort. Me encanta. Me está yendo tan bien... En serio, muy recomendable para aprender a "no pasarse".
Besos y suerte.

La esposa de su hijo dijo...

Estoy contigo, yo también pierdo los nervios con los niños y lo noto al segundo de haberlos perdido, también pido perdçon y les doy un achuchón enorme y muchos besos.
Desde hace unos meses el mayor también dice "lo siento", muy bajito y muy despacio cuando hace una trastada, y entonces le doy más besos y más achuchones.
Me ha encatado lo del Guardia Civil.
Buen día.

Maria dijo...

Pues sí, a veces me pasa, además lo comenté hace no mucho y tu me diste un consejo que me ayudó mucho. Ellos tienen que ver que mamá no es perfecta pero es importante pedirles perdón, tratarlos como a un igual y no pensar que al ser niños "se les olvidará" creo que es importante que ellos vean que mamá tb se cansa, se enfada y tiene sus limitaciones (esto nos cuesta a veces más asumirlo a nosotras que a ellos). Me gusta cuando dices que la adulta eres tú. Desde que escribí la entrada he intentado descargarme de cosas que a esas horas me ponian de mal humor, en la medida de lo posible, por ejemplo si está muy guerrera que sea el papi quien la vista despues del baño, o si no quiere casi cenar intentar no macharme porque no elegí la cena perfecta y pensar que simplemente no tiene demasiado hambre. Me copio el libro que dice Miriam, creo que me va a venir bien. Un besito guapa

kira permanyer dijo...

MIRIAM. Moltes gràcies! La teoria la conozco bastante bien, y cuando estoy medianamente concentrada, la aplico y me funciona. El problema es cuando las emociones enturbian la razón. Pero si, le daré una vuelta.Un abrazo.
LA ESPOSA DE SU HIJO. Es muy importante ese primer paso de tu hijo y esas muestras de afecto cuando lo hace. Los mios lo hacen a menudo y creo que eso los hace grandes como personas. Un abrazo.
MARIA. Tienes razón, yo también lo veo como tu, siempre es más facil en frío y desde la distancia. Lo importante es sacar, despejarnos de lo que nos provoca tontamente la ira.Un abrazote!

Mirashka dijo...

Kira semblava que ho hagués escrit jo! jo també tinc "molt caràcter"... vaja que salto amb facilitat, sobretot si estic cansada. Això si, crec que és imprescindible reconeixer-ho i demanar perdó quan et passes, i més amb els nens. I com dius tens recompensa: les meves ja ho fan sense necessitat de dir-los res. Y que le voy a hacer si yo...

joan gasull dijo...

a mi també em passa....i masses vegades. estic intentant controlar-ho , però costa molt i els temps no ajuden.

juan andrés estrelles dijo...

La responsabilidad de criar y educar es sin duda una tarea muy delicada. Es comprensible por tanto tu temor a pasarte en esas situaciones puntuales que nos cuentas. Las tensiones diarias y simplemente la vida en si trae consigo estas cosas. Aun que por otra parte estoy seguro de que a la hora de la verdad te manejas a la perfección. Un beso, madraza.

Ferran dijo...

El capítol nens el desconec absolutament, així que res a dir en aquest sentit, com no sigui que trobo molt sà (en qualsevol cas) saber disculpar-se i adonar-se de quan ens hem passat de frenada. Això sí que ho conec, en general, i provo de ser cada dia més pacient, més empàtic. Ho provo, si més no ;)

kira permanyer dijo...

MIRASHKA. Veig que el caracter llatí està estès... a vegades compartir una cosa així ens fa més humans i sobretot no ens sentim malament.
JOAN. Gràcies per compartir-ho. Si que costa, si, com li deia a la Miriam, jo la teoria me la se molt be, he llegit molt, però quan em puja la temperatura... en fi. Abraçada.

kira permanyer dijo...

JUAN ANDRÉS.Gracias por tu piropo, siempre tan bien recibido en esta tu casa.... Yo lo intento, mucho, y creo que cada vez se producen tensiones en menor medida, pero como bien apuntas, la tarea de educar no es nada facil. Sobretodo si se la toma una en serio...
FERRAN. El que et diria es que aquest capitol es del tot aplicable a les relacions humanes en general. Per exemple, com parlem a la parella, a la familia directa, a un company de feina... jo per sort, no exclato amb aquests colectius però a vegades amb la parella em donen ganes... Per millorar, el primer punt es veure que hem de millorar. Y per això estic contenta... jo ja ho veig. Abraçada!

raindrop dijo...

Es una buena práctica: hay que ser la misma persona con todos, mayores o menores de la familia. Y en especial, los menores necesitan ejemplos y estímulos en los que mirarse ^^

besos

Perkins dijo...

El cansanci ens mata a tots, als nens i a als adults. El meu pare quen s'enfadava amb el nostre gos li deia el nom del meu germà i al revés, els creuava. M'ho ha fet recordar el fet de que parlis en castellà quan estàs emprenyada. Tots podem tenir un mal dia i això els nens també ho han d'apendre. Una abraçada!

Layna dijo...

Sí, me pasa exactamente lo mismo que a ti. Me identifico totalmente con tu manera de ser; de ánimos, alegre, que puede con todo pero que cuando estoy cansada o no puedo más sale mi mal humor, mi parte incontrolable y sobretodo son mis hijos que también son pequeños... supongo que es algo natural, no somos perfectas aunque pedir disculpas a tiempo siempre es algo maravilloso... lo no hago tanto como debería con mis hijos. Gracias por la reflexión

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...