viernes, 5 de febrero de 2016

EL ARTE DE MIRAR Y DISFRUTAR EN LA MODA

No podia ser de otra manera.... un bloguero al que admiro y respeto, y porqué no decirlo, le tengo mucho aprecio sin conocerlo, me ha encendido indirectamente y seguro sin pensarlo, las ganas de volver a escribir.
No voy a hacer una lista de los motivos de mi silencio. Seria inútil y poco entretenido. Simplemente a veces necesitamos un break en alguna actividad y yo lo necesitaba aquí para dedicarme a otras cosas.

Pero es cierto que no he dejado de curiosear en otros blogs como he hecho siempre, y en este caso, después de leer el post de Garbi24 me han entrado ganas de hacer una entrada explicatoria de las pasarelas de moda.

No entraré en el tema de la comercialización, el esclavismo de las modelos, los intereses, el postureo... eso es alma de otro cántaro. Entraré en intentar hacer entender porqué vemos esos modelos tan especiales, a veces ridículos incluso, sobre la pasarela.

FOTO LA VANGUARDIA
Diseñar para mi es arte. Por eso lo elegí como profesión. Soy diseñadora académica, porque nunca pude trabajar oficialmente de ello. Eso es tema para otro post.
Pero el diseño forma parte de mi interior. Me encanta crear, imaginar, combinar... Y de eso se trata precisamente la pasarela. En ese espacio, el diseñador/a tiene plena libertad para dejar volar la imaginación. No se trata de que la gente interprete que si ve una modelo con una camiseta totalmente trasparente deba ir al Carrefour así... pero si nos está marcando tendencia: ese año las transparencias estarán de moda. Si vemos botas o zapatos con plataformas imposibles, no se trata que lo copiemos y vayamos a la puerta del cole como si de una zancuda se tratara haciendo incluso equilibrios para no caer, pero es una pista para decirnos que las plataformas estarán de moda.

La pasarela es libertad. Cierto que no toda la que los diseñadores querrían. Muchas veces condicionadas por las marcas comerciales. Por los productores de tejidos (si hay excedente de algodón todo vendrá de algodón...) Pero dejemos que el arte se ponga tacones y un sombrero, se adapte al cuerpo (espero que pronto más rellenito...) de las modelos y nos invada el alma de color, formas y texturas. Olvidemos si es llevable o no. Disfrutemos, riamos y porqué no, critiquemos si no nos invade ninguna sensación positiva. Dejemos los prejuicios en la puerta. A desfilar queridos/as.

2 comentarios:

artur dijo...

Sempre hi ha una explicació! I s'agraeix la teva, que ens fa obrir perspectives, davant de la incomprensió cap alguna cosa que no acaben d'entendre.
Felicitats !!

joan gasull dijo...

Sens dubte que estic molt content que algú m'hagi explicat el què de les passarel·les i més que ho hagis fet tu mateixa....però més content estic encara de que sigui jo qui t'hagi encès ;).
I tens raó, si ho mires com un art, tot està permès i tens la llibertat per jugar-hi i esplaiar-te, que si no tot seria més avorrit.
Una abraçada i ben tornada......aviso, si tardes molt a escriure, t'hauré d'encendre altre vegada.

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...