lunes, 21 de mayo de 2012

EL TIEMPO

Que el tiempo, o mejor dicho, la percepción de paso del tiempo es relativa de todos es sabido. Miles de frases inundan internet al respecto. Cada particular poeta y/o psicologo argentino nos llama la atención sobre ello pero la verdad es que en la mayoria de situaciones de nuestra vida nos olvidamos de esa relatividad.
Cuando deseamos con ganas que algo llegue se nos hace interminable: mi hija cuenta los dias para su cumple y los tacha incluso en el calendario. Ese querer que pase rápido y los dias erre que erre, se empecinan en ralentizarse en su pequeña cabecita....
Cuando perdemos a un amor estamos también deseando que esa percepción de tiempo pase rápido: todos nos dicen "sólo el tiempo lo cura" como si el tiempo en sí tuviese esa caja de tiritas que siempre tenemos a mano por si una herida nos molesta demasiado.
Pero a mi me gusta pararme, pensar que el tiempo forma parte de mi ser y  yo de él. No siempre consigo vivir esta reflexión claro. El entorno hace mucho, te envuelve, te atrapa, te conduce si querer tu...pero debemos y podemos apartarnos de vez en cuando. Entender que el tiempo es relativo si, pero que debemos tratarlo como un suspiro, vivirlo intensamente como una inspiración, acariciarlo como si fuera la piel de un bebé, y pensar que no nos pertenece, pero nosotros tampoco a él. Somos parte de él. Sin nosotros el tiempo no existiria.... 
No me pongas nerviosa diciendo que sólo falta unasemana, ¡tengo tanto que vivir en ese tiempo!

7 comentarios:

Maria MiPequeñoKoala dijo...

Buena reflexion Kira, cuando quieres que el tiempo pase lento, pasa rapido y vicerversa... que complicado jajajaj. Lo ideal, poder disfrutar a tope de cada uno de los días. Un besazo y buen dia!!

onavis dijo...

Muy de acuerdo!!

Ahora yo, a causa de mi embarazo, vivo con un continuo "deadline": me quedan dos meses y tres semanas, dos meses y medio, dos meses... Y la verdad es que como más rápido quieres que pase, es peor. Quiero disfrutar cada minuto!

Besos!

kira permanyer dijo...

Si Maria, si. Todos en algun momento queremos controlar el tiempo a nuestro antojo. Espero tus dias en Barcelona estén siendo tan estupendos como te mereces. Un beso.

ONAVIS. En la época que describes, cada dia, cada semana es un deadline, es cierto. Demasiado. Yo me volvía tan impaciente que no disfrutaba mucho, suerte que con el segundo lo hice mejor. Un abrazo fuerte, cuidate mucho. Tenemos ganas de que todo salga estupendo! Un beso.

raindrop dijo...

El tiempo se estira y se masca como si fuera chicle. No sé si es el tiempo el que está hecho de chicle o al revés.
En cualquier caso, también es recomendable no tragárselo. Hay que dejarlo pasar de largo para poder rumiar segundos nuevecitos.

besos

kira permanyer dijo...

RAINDROP. Siempre pones las palabras justas a las sensaciones... no se si chiclé es muy poético (jajajaja) pero describe muy bien la sensación. Besos.

joan gasull dijo...

El temps no el podem controlar...però si que ens podem controlar nosaltres mateixos. Cal fer-ho, doncs les presses són el camí més ràpit cap a l'estrès.

Blog A dijo...

supongo que es la percepción lo que varia, y a veces queremos percibir mas lento y otra mas rápido.. una reflexión interesante.

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...