jueves, 22 de septiembre de 2011

Querida sociedad nuestra

Apreciada Sociedad,

hace exactamente 42 años que nos conocemos, para ser exactos que me conoce, pues yo no recuerdo mi epoca de calentar pañales.. así que en mi memoria puede ser que haga algunos menos.

Desde que tengo memoria, mi madre me achuchaba para saludar a todo Cristo. Dale un besito a tita "X" , di buenos dias, da las gracias, despídete... Mi padre, hombre humilde al que añoro con toda mi alma, soltaba siempre un buenos dias de campeonato. Con esa voz tan linda que tenia... ese apretón de manos áspero por su trabajo, pero firme, educado, apretando en su justa medida...
Yo lo encontraba todo esto bastante pesado, la verdad, sobretodo siendo niña, algunas personas "pinchaban" al besarlas, otras me achuchaban demasiado, pero no olvidaba nunca el saludo, las gracias, el despido... en fin, no concebía, ni concibo, que se pueda hacer de otra manera. Ahora me he convertido en la otra parte, todo el día dando la murga con estas cosas a mis churumbeles.
Pues querida Señora mia, no sé que está haciendo Ud. con este mundo, pero cada vez encuentro más gente que ni saluda, ni agradece, ni respeta colas, ni cede turno cuando vas en trasporte público con una barriga de embarazada de mesa camilla, cuando esa viejita lleva sólo un paquete de azúcar y hace una cola en el super de más de media hora, cuando mi peque se ve superado en las colas del parque de atracciones a empujones por padres e hijos que pretenden ser los primeros aún llegando los últimos, cuando hacemos cola en el columpio y llevamos más de media hora observando a esa niña que columpia a una muñeca, o enreda la cadena, pero no se sube ni deja subir (dónde está su madre/padre?) cuando llego al trabajo y saludo a los guiris que como mucho me contestan en inglés y no todos ( cientificos de renombre mundial ¿no saben ni decir buenos días en español o catalán?eso si contestan...), cuando pido por favor y no me regalan una sonrisa, cuando entro al vestuario del gym,con esa intimidad de ver tanto cuerpo desnudo, saludo y esos culos me dan la espalda, cuando doy las gracias y ese "de nada" que me enseñaron, ya "no se lleva", cuando subo una escalera por la derecha y el que baja quiere hacerlo por el mismo sitio, cuando ......
Querida Sociedad, ¿qué coño ha hecho Ud. con las normas de convivencia y educación? Perdón, se me escapó una groseria, pero como todo se pega.....

17 comentarios:

Mari dijo...

Deben estar muy escondidas, porque no se ven por ningún lado...
A mi no hay cosa que más me moleste que entrar a un sitio, saludar y oir el silencio... entonces suelo decirlo más alto y más alto y más alto, hasta que alguien contesta... Suelen contestar de mala gana, pero contestan, y yo me quedo feliz!!!

onavis dijo...

Pues sí, hace tiempo que ya no se estila saludar!
Pero para mi sorpresa, si te atreves a saludar, de vez en cuando alguien responde a tu ¡hola!

irene dijo...

Ese tiempo que cuentas esta ya muy pasado, que triste!!
Yo no sé entrar a los sitios y no saludar o no despedirme. El dar las gracias, ser educado con la gente, me parece super importante y espero transmitirselo asi a mis niñas.

porfinyomisma dijo...

plas, plas, plas,....
Suscribo esta entrada punto por punto.
A mí me jode mogollón lo de que nadie te responda cuando das los buenos días.
Y que no puedas salir de un portal con el carro y abrir la puerta a la vez y cuando tras malabarismos varios lo consigues, la señora que estaba esperando que lo hicieras pasa antes que tú (verídico 100%)
un abrazo.

garbi24 dijo...

a veure si ha perdut els modals la nuestra querida sociedad?
la veritat es que tens molta raó i es nota molt quan vas a pobles petits on encara la gent es amable i saluda.
Es molt trist baixar vuit plantes amb assensor sense creuar paraula amb la persona que t'acompanya....tan costa un bon dia?

Lulu dijo...

Realmente esta sociedad no tiene modales ni paciencia y es intolerante. Mi peque de 3 años pide las cosas por favor, da las gracias y responde de nada, pero pronto se cansará de ello porque es la única bicho raro que lo hace.

Maria dijo...

Pues si, que ha pasado con las buenas costumbres?? Yo afortunadamente vivo en un barrio donde el panadero sabe como me llamo y sale a hacerle carantoñas a la gordi, la frutera me dice que si la sandia sale "regular" que se la baje, la mayoría de mis vecinos nos conocen y nos saludan pero si que es verdad que en general la gente es mucho mas cerrada parece que dar los buenos días o dedicar una sonrisa cuesta demasiado trabajo... Un pena, la verdad

Ira dijo...

Totalmente de acuerdo, a veces pienso si seré "gilipollas" que siempre saludo, doy las gracias, pido las cosas por favor y pido perdón constantemente. En mi trabajo entran y NADIE saluda, se dirigen a mi en ¡indio! Y demás perlitas. Es un tema que me tiene muy mosca... Un besote!

raindrop dijo...

La cantidad humana hace que se pierda la calidad humana (y, de paso, la calidez).
Cuantos más somos, más reproducimos la ley de la selva en nuestro entorno. Qué desgracia...


besos

kira permanyer dijo...

MARI, casi todos los comentarios corroboran el tuyo: lo que más molesta es saludar y que no te saluden, pero ahi estamos, sin perder nuestras formas!
ONAVIS. Es cierto que alguna vez hasta sorprende que te contesten! no lo esperamos!
IRENE, Haces bien. Yo igual. Se que soy pesada, que insisto mucho (tal vez porque ellos no lo ven mucho por ahi me cuesta más) pero cada vez que van a algun sitio se sorprenden y me felicitan por lo bien educados que son... yo creo que no deberían, es lo normal!

kira permanyer dijo...

PORFINYOMISMA, Anda que no recuerdo yo lo que dices! o hasta medio empujarme cuando subia yo SOLA las escaleras del paso subterraneo del tren con el coche y la niña encima. No solo no me ayudaban si no que casi me tiraban! UN ASCO

òscar dijo...

La sra. Societat està governada, cada cop més, per una altra senyora molt més mal carada: la Sra. Mala Educació.

Mirashka dijo...

Y aquí estamos todos, intentando cambiarla! no nos rendiremos!

Yo soy de las que cuanto mas maleducados son conmigo más educadísima me vuelvo, hasta extremos repelentes, a ver si así queda poso!

CISNE dijo...

Esto que comentas,es cierto,hay gente con muy poca educacion,que cuesta dar los buenos dias o buenas noches? somos sociables por naturaleza,tanto cuesta ser sociables y vivir en sociadad?

maijo dijo...

Com diu Òscar, la mala educació ens governa. Va bé pensar-hi. No deixis d'escriure cartes, potser li arribi alguna. Jo també ho faré.
Petonets, Kira.

juan andrés estrelles dijo...

Las buenas maneras, que nostalgia la verdad. Es triste que realmente sucedan todas esas cosas que describes. Y lo malo es que cada vez la cosa parece ir a más. Casualmente este es un tema del que mi mujer y yo hemos hablado en más de una ocasión pero por otras cuestiones. Ambos hemos notado que cada vez recurrimos a esas buenas maneras ya no solo por que corresponda, que también. Si no como medida “preventiba”. En mi caso me encuentro con gente mayor cuando voy caminando a trabajar por las mañanas. Si no son de los que me cruzo habitualmente un –buenos días- parece relajar inmediatamente su primera reacción de desconfianza. Mi mujer que tiene rasgos nórdicos. Se apresura a saludar o comentar algo en valenciano o castellano cuando entra por primera vez en una tienda. Asegura que la actitud suspicaz de algunas dependientas no termina de esfumarse ni aún así. Pero como te decía son ejemplos de cómo los usos de la buena educación acaban siendo un recurso necesario. Eso si no esperes que te correspondan.

Tío Eugenio dijo...

No lo había leído hasta ahora, pero creo que tienes mucha razón. Ya no se estila ponerse para rezar jazmines en el ojal ni saludar tocando el ala del sombrero.
Eso ya es de otros tiempos.
Un saludo,
Ug

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...