martes, 10 de febrero de 2009

Todo empieza a volver a su sitio....


Ayer fue un dia especial en la vida de mi pareja, y evidentemente por proximidad, en la mia. No voy a extenderme en explicar los problemas que la separación de su anterior esposa le han causado, pero si reflexionar sobre el comportamiento que su ex ha venido proyectando sobre nuestras vidas.

Es importante, en temas que no dominamos, como por ejemplo los legales, nos asesoremos de la mano de buenos profesionales. Eso es precisamente lo que mi pareja ha hecho ahora, pero no así el dia que decidió finalizar la relación que tenía con una persona que ya no le aportaba nada positivo y si muchas cosas negativas. El juicio de separación estuvo tan manipulado que él se encontró en la calle de un dia para otro, fuera de una casa que ERA SUYA,que siempre lo habia sido (perteneció a la familia de su padre) y que habia vuelto a construir con SU dinero, solicitando una hipoteca que actualmente nosotros seguimos pagando. Ella se instaló en esa casa y hasta la fecha no ha habido manera de negociar su salida. Hemos estado soportando una carga económica muy considerable, pues está claro que a parte de esa casa, pagamos el hogar que compartimos. Pero esa no es la cuestión por la que escribo. Lo que me hace reflexionar y no entender, es porqué gente como ella tiene como único objetivo en la vida fastidiar (por usar un vocablo educado...) a la persona que un dia amaron. Lo que me sorprendre es como, después de años y años el objetivo no haya cambiado. Puedo entender un sentimiento de rabia, incluso de pequeña venganza, los primeros meses de separación cuando alguien te abandona. Yo he sido abandonada alguna vez, y aunque no he puesto nunca en práctica la novela del Padrino, podria llegar a comprender que ese sentimiento de "Vendeta d'amore" te dé fuerzas para seguir adelante... pero sólo los primeros dias, máximo meses... Después tu vida vale más que cualquier relación. Uno debe encontrar su destino, y las personas que nos rodean sólo deben ser nuestro complemento. No nuestra razón de existir y por supuesto, nadie debe sentir que la persona que amó le debe algo por los años que pasaron juntos.

A dia de ayer, tras años de arduas tramas por su parte para desestabilizarnos como pareja (ignorante aquel que cree que el amor puede ser derrotado con mentiras...) y de no querer devolver lo que no era suyo, conseguimos recuperar la casa. No lo sentimos como un triunfo económico (de hecho pagaremos una penitencia nada desdeñable a su ex...) si no como un triunfo moral, de la justicia, de la perseverancia, de la educación delante de vulgaridad, y sobretodo de nuestra unión como pareja. Felicidades Xavi, nene tu vales mucho!

2 comentarios:

La rusa Joropera dijo...

que guapa... al final siempre se hace justicia.... aunque sea miles de años después...un beso

kira permanyer dijo...

Gracias mi amor, a ver si podemos celebrarlo juntitas......

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...