viernes, 16 de enero de 2009

DIFICIL QUEDARSE INDIFERENTE....


No entiendo el conflicto israel-palestino, no entiendo el origen, no entiendo los odios y miedos entre ellos, no entiendo el apoyo de EEUU a Israel, no entiendo la mediación de Egipto como representante y mediador de los países árabes con el beneplácito americano.... Me apena no llegar a comprenderlo. Lo que no me apena, si no me indigna, me corroe, me enoja, me descompone, es la falta de resolución y efectividad de Naciones Unidas. Yo me pregunto ¿para qué necesitamos un organo diplomático que todo el mundo se pasa por el forro y que solo sirve para generar noticias y alimentar los periódicos con cumbres que no llegan a nada????
Estoy segura que nunca llegaré a entender la complejidad de la diplomacia y la política internacional, sobretodo porque el que no posee toda la información no puede opinar acertadamente sobre nada. Y eso nunca pasará... el ciudadano de a pie no tendrá nunca acceso a saber el porqué de ciertas decisiones politicas que influye en que muchos países y pueblos del mundo mueran de hambre, sed, enfermedades, conflictos bélicos, .... y al resto de mortales nos indigne por espacio de 40 minutos, que es "si fa o no fa" lo que dura un telenoticias....
Cuando veo las imagenes de niños palestinos sangrando, mutilados, en hospitales que a mi me recuerdan a bunkers por su falta de higiene y confort, pero sobretodo , cuando veo y oigo el terror reflejado en sus miradas, lloro... no puedo evitarlo. Lloro, me emociono, siento rabia, dolor y pena. Si mis hijos estuviesen en ese lugar y en esa situación mi corazón (si es que aun yo estuviese viva....) estaria seco..... No hay nada peor que el dolor de la infancia y la impotencia de esos personajillos ante una situación que ni entienden (como yo) ni saben como escapar de ella.
Hamas puede también estar contenta.... ha conseguido que el mundo se alie psicologicamente con el pueblo palestino, pero a que precio.... No saben que sus acciones no se corresponden con la naturaleza humana... el odio, rencor, muerte, y un largo etcetera de sinsabores no pueden ser los ingredientes de un plato de buen gusto. Sobre Israel prefiero no opinar.... solo mi solidaridad por los israelitas de a pie que sufren en sus carnes la lacra del terrorismo.

2 comentarios:

Vane dijo...

muy bueno reflexión Cris... si toda la gente implicada se parase un solo minuto a pensar qué estás haciendo, no tendrían más remedio que desistir de tal atroz "faena".

kira permanyer dijo...

Cierto Vane, pero la reflexión desapareció hace tiempo de sus agendas.....

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...