viernes, 23 de septiembre de 2016

CUANDO ALGO TE APRIETA

Pues que incomodo es que algo te apriete. El mundo desaparece de tu mente y se concentra en la parte apretada. Ya no existe conversación, ni beso, ni chiste que te distraiga. Te aprieta y punto.

LOS TEJANOS. Que te aprieten acabados de recoger del tendedero es normal. Incluso  te sirve para dar forma a tu culo, que algunas temporadas tiende a ir por libre. Después ceden y se pasa. Pero cuando la cinturilla te aprieta cual brida de secuestrador, entonces tenemos un problema. Te sientas y te corta la cintura. El ombligo pasa a formar parte de tus lumbares, las mollas de los costados se dividen en dos cual ristra de chorizos, y un bulto que no es tuyo ( eso no puede ser mio, claro que no... me niego!) se pliega por encima de la cinturilla asesina. Desabrocharte el botón y dejar que "todo se libere" es purita bendición. No hay orgasmo que supere ese momento (bueno si, cuando te quitan el sostén... segunda apretura)

FOTO:mujeresurbanas.com
EL SUJETADOR. Tremendo invento. A mi me encanta. Me abraza las lolas y me las deja estupendas. Suerte que a mi edad aun las conservo mirando al cielo. Pero cuando llega la tarde/noche,
llego a casa y noto que todo me aprieta, a las que primero libero es a ellas. Desabrochar esos corchetes y sentir que la presión disminuye es algo realmente mágico. Suele dejar el susodicho una linea alrededor del tórax nada glamourosa. Es decir chicas del mundo, si queréis haceros fotos sexys, liberad las lolas unas horas antes.

FOTO: i24mujer.com
UN ZAPATO. Ains, eso si que es purita tortura china.... cuando un zapato te aprieta parece que el piano de tia Gertrudis se apoye en tu dedo pequeño del pie. Ya ni Brad Pitt recién divorciado te interesa (bueno... haciendo un esfuerzo....). Si encima llevas medias que te rozan o calcetines que tienen esa costura bajo los dedos que en algunas marcas son autenticas cuchillas afiladas, la cosa es peor que clavarte una astilla entre las uñas. Te dan ganas de convertirte en Heidi y caminar sin zapatos el Passeig de Gràcia con todos sus virus. Sintiendo el asfalto bajo tus pies. Aunque sea pleno verano y queme como el café con leche
de mi madre.

ADORNOS DE PELO. Me encantan los sombreros y tocados. Ya lo sabéis. Pero llevar un adorno de pelo más de 8 horas te convierte en una superviviente de Vietnam. Esas horquillas que se incrustan en el cuero cabelludo, esa diadema que ahonda detrás de tus orejas como si no hubiese un mañana, esa goma de coleta que no deja salir ni un misero pelo durante 10 horas, cumpliendo a la perfección el objetivo de un buen lifting...  Cuando por fin liberas a tu cabeza de todo eso, te rascas, te frotas el pelo y si encima en ese momento te quitas el sujetador... Miedo das seguro, porque la pinta debe ser para asustar a un ciego... pero que gustito!

EL RELOJ. Si muy fashion es llevarlo medio suelto cual pulsera, pero en dos segundos la caja del reloj se aloja bajo tu muñeca por el peso y tu venga a darle golpes... Así que te lo ajustas. Pero pasan las horas, y no se si es eso o el peso físico lo que molesta, pero aprieta y mucho. Cuando llegas a casa, lo desabrochas y lo guardas hasta el día siguiente, que alivio! tiempo para mi...

LAS BRAGAS. Hay tangas, bragas brasileñas, culottes, bragas de todas la vida... Cada ocasión requiere un modelo. Pero quitarte el tanga se lleva el podio. Y creo que es obvio. Liberarte de esa presión en los bajos, dejar que la sangre vuelva a fluir en tu suelo pélvico debería ser un articulo de la Nova Constitució Catalaña. Que como Soraya de Santamaria y compaña no tienen cara de llevar tanguitas ni similares, seguro que dicen que la Constitución no se toca. Así que se queden con la suya y nosotros nos preparamos ya per l'alliberament dels baixos de les catalanes.

Peor cuando te aprieta el alma... pero eso es material para otro post.

y a ti, que te aprieta? libérate.

2 comentarios:

joan gasull dijo...

doncs ja saps...en l'alliberament hi ha la solució. La meva àvia sempre hem deia que per lluir s'ha de patir, però crec que hauriem d'arribar a un punt on hem d'anar còmodes i deixar a qui ens interessa que ens vegi el nostre interior més natural i aleshores si....deixem que ens apreti fort.
Bon apunt....llàstima que no en facis més.

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

Nada como liberarse de las apreturas. Encantada de descubrir tu blog.
Se encuentran pocas cosas interesantes. Saludos.

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...