miércoles, 15 de octubre de 2014

COSAS QUE APRIETAN

En la vida hay muchas cosas que aprietan. Ahi va la lista de las que me vienen en mente:

el pago del alquiler o la hipoteca. Nunca se olvida de ti. Es amante fiel y te ronda siempre los mismos dias, después se hace el olvidadizo y respiras porque tu no estás enamorada de este amante, solo quieres que te deje tranquila.Pero dura poco, unos 30 dias...
la tira de las bragas. Cuando te engordas es lo primero que se nota: esa tira te agarra las mollitas laterales, se funde en tu piel y cuando acabas el dia, te deja un surco cual raya del pelo de los años 30. Rascarse parece que alivia, pero solo momentaneamente.
las sujecciones de las atracciones. Aprietan y mucho. Nunca suficiente, siempre piensas que caerás. Pero a veces demasiado como para avergonzarte. El otro dia ,en el Tibidabo, un tipo no pudo montar en una atracción porque no le cerraba el arnés de seguridad.. demasiado gordo. Él disimuló argumentando que era muy ancho de espaldas, pero os lo digo yo que estaba abajo mirando toda la escena (solo voy a los parques de atracciones a llevar a mis hijos, odio subirme en algo que se mueva asi...) el tipo estaba gordo como una albondiga.
el dolor ajeno. Cuando ves a alguien llorar, parece que todas las microparticulas del dolor en tu cuerpo se activan: sientes una empatia infinita y te aprieta la frente para reprimir la lagrima.
las medias calcetin. Este invento, debe estar hecho para valorar cuanto aguanta una pierna humana sintiendose chorizo o morcilla atada. Porque por mucho que nos digan que son de goma suave y que no aprietan, te dejan una marca que averguenza a la más sexy. Yo renuncié a ellas hace tiempo. Soy practicamente vegetariana....
la verguenza ajena. Simplemente sintonizar Tele5 durante más de 10 minutos ....
los guantes de latex. No se porque dicen que elijas medida: si te van grandes se caen, pero como elijas de tu talla o tamaño, si se mojan por dentro, no hay Cristo que te los saque sin romper un dedo o llevarte parte de tu piel por el guante....
las diademas. Son lindas, a algunas personas les quedan geniales, pero cuando llevas más de dos horas, la cabeza duele y justo detrás de las orejas, donde se apoyan, te empiezan a hacer un surquito que te aprieta que pa qué....
La mano de tu hijo/a cuando tiene miedo. Ese apretón es de los más gustoso que inventó nadie....
La perdida de alguien que amas. Cuando muere alguien, te dejan, o simplemente ya no forma parte de tu vida sin tu decidirlo, aprieta el pecho y el estómago. No puedes respirar bien, te aprietan tanto las paredes del estómago que crees que se van a fundir unas con otras... Esa presión va cediendo con el tiempo, pero los primeros dias, meses, años, te aprieta tanto que crees que ya no podrás relajarte nunca...
Las asas de las bolsas de plastico. Si te has dejado el carro, no llevas bolsa de tela, y se te ocurre comprar bolsas de plastico y llenarlas cual zafarrancho en previsión de una guerra, las asas aprietan tanto el interior de tus dedos, que parecen los surcos de las pistas del scalectrix... y ha de pasar un buen rato para que te circule la sangre de nuevo...

el tiempo...debo acabar este post ya, el tiempo aprieta...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mar Risco: Jajajaaa identificada en todas escribes muy bien.

joan gasull dijo...

Les abraçades també apreten i són ben gustoses...inla marca de les calces pot arribar a ser ben sugerent.

AMPA ELS ALOCS dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Loreto Giralt Turón dijo...

Pitjor que les calcetes, és la tira dels sostenidors. No sé perquè els fan tant apretats, si no hi ha pas perill de perdre'ls.

maijo dijo...

Un post molt acertat. M'identifico. Porta el teu segell, entre sarcàstic i emotiu, que mai deixa indiferent.
Rep una abraçada.

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...