lunes, 13 de junio de 2011

ADEU ZIPI

Ayer fue un dia duro. Bien, una tarde complicada. El pez de mi niña, Zipi, nos dejó.
Yo no tengo especial apego a tener animales en casa. La gente dice que no me gustan. Yo creo que es al contrario. No me gusta que un perro vaya con una cadena al cuello, que un pez se vuelva medio lelo dando vueltas a un cubo con agua, que un pajaro vea la vida sin saber lo que es volar, que un gato en lugar de cazar, se suba por los muebles... No me gusta. Para mi es antinatural. No lo critico, pero no lo comparto.
 Hecha esta reflexión tuve que tragar con los pececitos pues los niños ya se sabe: aman tener un animal para que lo cuiden los padres.... perdón, que me desvio. Mi hija, como todo buen niño que se precie, quería un perrito. Pero viendo la cara de perrona que le ponía su madre cuando suplicaba, fue lo bastante inteligente para saber que con semejante can en casa ya teniamos bastante. Así que mis padres, más concretamente mi añorado papá, le regaló hace 3 añitos dos carpitas pequeñitas en una pecera también ita, osease, pequeñita. Mi hija los bautizó como Zipi y Zape. Zape no aguantó el trote de tanta vuelta en un sitio tan pequeño, y acabó en el water cuando mi peque estaba en el cole... me lo encontré flotando en el agua y Zipi apunto de devorarlo... no fue un cuadro muy bucólico, la verdad. Así que me acordé del inodoro y allí fué de cabeza como lugar de sepultura.
Zipi se convirtió en el Rey. Tuvimos que comprar una pecera más grande pues no paraba de crecer.Y un filtro, pues el agua se ensuciaba muy a menudo. Me fuí encariñando con el pececito. Que si ahora le compramos piedrecitas de colores, que si parece que me entiende cuando le hablo ( típico comentario del que se enchocha con una mascota y pierde la sesera...) en fin, lo típico. La verdad es que Zipi se hacia querer. Cuando le cambiabamos el agua de la pecera se dejaba tocar por los niños. Era alucinante.
Pasó unos dias hace meses malito y yo pensé que un dia u otro me lo encontraba flotando. Pero no, aguantó. Como una gran carpa que era. Pero ayer dijo que se acabó. Nos lo encontramos asi, después de observar yo que no nadaba como siempre.
Lo duro fue decirselo a la nena. Y mira por donde, toda mi super fortaleza, mi indiferencia hacia el pececillo se vino abajo. Hace tan poco que se fue mi papá, que comunicarle a Noa que su pez habia muerto fue una situación parecida a la que tuve que pasar al decirle que su iaio ya no estaba... el mismo llanto desconsolado, las mismas frases que me perforaban el cerebro ( no puc soportar-ho mama, no puc viure sense ell...) las lagrimas que no cesaban... y las mias tampoco. Y no era por el pececillo, que un poco si, era por identificar perfectamente su dolor. Porque así me siento yo desde que murió mi padre. Un dolor profundo que no acabas de entender. Era su dolor el mio. Eran sus lagrimas las mias, era su desesperación la mia. Era esa indefensión delante de la muerte de quien quieres lo que te desgarra por dentro. Me siento orgullosa de tener una hija así de sensible. Me duele que sufra, pero creo que dice mucho en favor de su inteligencia emocional.
Me pidió una foto del pez. Lo cogió, lo besó y no queria dejarlo. Lo enterramos en el jardín de casa con una foto suya y de sus hermanos para que no estuviese solo. Le hice la foto que me pidió. Pero le indiqué que no podia llorar, que no era lindo tener una foto con Zipi en la mano y ella llorando. Cuando la mirara siempre estaría triste. Así que con solo 7 años, cogió al pez, miró a la camara y sonrió con una sonrisa limpia, tierna, con una sonrisa de alguien fuerte... Apreté el disparador... el momento de fortaleza de mi pequeña quedó grabado para siempre. Zipi, te extrañaremos. La vida sigue...

24 comentarios:

Mamá (contra) corriente dijo...

Qué pena!!!! Pobre Zipiiii!

Aiss, me has hecho llorar, qué emotivo!.

Mirashka dijo...

Pobre Zipi! como dices no queremos que los hijos estén tristes, pero la tristeza forma parte de la vida y que la sientan y sepan expresarla está muy bien. Un petonàs a les dues!!!

Sol Solet dijo...

Pobre Zipi!! que penita! Yo tampoco soy de mascotas pero tengo que reconocer que cuando he tenido alguna y se ha ido lo he pasado mal!

juan andrés estrelles dijo...

¿Perrona dices? Más bien cachorrita tierna y cariñosa diría yo. Tan tierna como esta historia que nos cuentas. Lo siento por Zipi y por vosotras. Animo¡¡ Un besazo.

onavis dijo...

Ostres! Em sap greu!!

A mi tampoco me gustan los animales en casa, siempre he pensado que si mi hija insistiera mucho en el futuro, como mucho una pecera. Pero entinedo como se siente tu hija porque yo también recuerdo el dia en que nos encontramos unos pececitos muertos fuera de la pecera cuando era pequeña.
Un beso

Ira dijo...

Jo, que pena Zipi, tu niña es una campeona, sensible y madura.
Yo siempre he tenido ani,ales en casa y se les quiere como a uno más de la familia. Un abrazo!

MamaModerna dijo...

Sento aquest mal tràngol guapa.
Potser lo del peix ha sigut per a tu com una bomba d'emocions que havien de sortir i que està molt bé deixar-ho anar.
Una abraçada

Sandra dijo...

A mi tampoco me apasionan los animales pero tiene que ser muy triste sobretodo si los niños le cogieron afecto.

Maria dijo...

Lo siento mucho corazón, que mal trago, que pequeña tan sensible, que bonito que sea capaz de querer tanto. Animo para la nena y un achuhon fuerte para ti, que difícil es perder a alguien tan querido...

raindrop dijo...

Unas frases tan tiernas, a la vez que dolorosas, que no sé ni qué decir.
Si hay silencios elocuentes, voy a hacer uso de uno de ellos.

Mis sinceras condolencias.
besos

Marta dijo...

A veces la vida es muy chunga. Pero somos más fuertes de lo que creemos. Ánimo

@Mousikh dijo...

No sabía lo de tu padre, lo siento mucho, perder a alguien querido es siempre difícil.
Me ha emocionado la sensibilidad y la capacidad de sobreponerse de tu pequeña.
Un bedo

kira permanyer dijo...

MAMACONTRACORRIENTE: Si, mucha penita acomulada... por cierto, imposible comentar en tu blog! podrias habilitar los anonimos a ver si puedo?
MIRASHKA: Tienes toda la razón. Los niños deben conocer todos los aspectos de la vida. Eso les hace madurar y crecer en la realidad.
SOLSOLET. Se convierten en alguien más de la familia, son parte de nuestra vida, y cuando desaparecen se muere una parte de nosotros...

kira permanyer dijo...

JUANANDRES: Gracias por tus tiernas palabras. Un beso fuerte.
ONAVIS: Lo peor es la insistencia infantil al respecto... cierto que quien acaba cuidando del bichito somos las mamis, por eso, si vas a "caer" elige algun animal que te guste a ti también ;-)

kira permanyer dijo...

IRA: Gracias por tus animos a NOA. Los compartiré con ella. Por cierto, preciosa foto la tuya.
MAMAMODERNA. Crec que has encertat de ple... jo no podia parar de plorar, era com una olla express de pena... però en realitat pensava molt en el pare. Un petó.
SANDRA. Cuando ves a tu peque llorar así, es una impotencia bestial... duro, muy duro. Un beso.

kira permanyer dijo...

MARIA, Gracias por tus animos. Los compartiré seguro! cierto, la perdida de alguien especial es muy costosa de llevar... nunca lo hubiese imaginado como tal...
RAINDROP. Estoy muy contenta de que nos hayamos encontrado. Me encantan tus relatos y me reconfortan tus comentarios. Como bien dices, nada más que añadir....

kira permanyer dijo...

MARTA. Eso es cierto, la fortaleza interna de cada uno suele ser superior a la que pensamos. Pero duele mucho ver a un hijo sufrir.
MOUSIKH. Si, murió el 28 de agosto pasado. Fue un duro golpe para todos. Se cayó a finales de julio, se fracturó el craneo y a partir de ahi todo fue complicado... aun no puedo dormir bien .Todo llegará, espero. Gracias.

Isa (im-perfecta y buenrollera) dijo...

jooo me ha encantado tu relato... Pobre Zipi, y pobre Noa... aunque tienes razón y puedes estar orgullos ade tener una nena tan sensible...

yo tampoco he sido nunca partidaria de tener mascotas en casa, y entre otras cosas era por ahorrarme tragos como éste, pero ahora que tengo un hijo y después de leerte creo que puede ser un entrenamiento emocional para él.

Un besazo!

irene dijo...

En octubre tuve que decirles a mis tortuguitas que nuestra perrita habia muerto, la verdad que es una situación muy dura, pero estas situaciones poco a poco nos van haciendo mas fuertes. Animo a las dos.

òscar dijo...

Jo al mes de gener, després de setmanes i setmanes de (angoixant) pressió familiar, vaig dir un sí amb la boca mig oberta a tenir gosa a casa.

Ara, cinc mesos més tard, no vull ni pensar el dia que falti.

kira permanyer dijo...

ISA: Gracias Isa. No se si merece el dolor, la verdad. Cierto que maduran pero lo pasan fatal... un beso.
IRENE: eso si que debe ser durísimo. Es cierto que nos hace más fuertes, pero dejamos mucho en el camino....
OSCAR: Ni hi pensis. Ara la tens, doncs gaudiu de la gossa. Ja vindrà el moment, però millor no patir abans d'hora .Es dur, molt dur.

Perkins dijo...

Nena, quin greu, amb lo macu que estava!!!
una abraçada per tots!

Lina dijo...

Quina història més bonica! M'ha agradat molt la relació que has fet entre el peix i el teu pare i m'ha semblat molt emotiu. Petonets

maijo dijo...

Segur que ha quedat una foto molt tendra, amb una nena preciosa. El temps passa molt ràpid i els sentiments adquireixen un color grogenc, com el de les fotos, que els fa més suportables.
Ànims!
El teu escrit ens ha fet recordar, tot ell és pura imatge.

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...