martes, 24 de mayo de 2011

NOS VAMOS DE BODA II

Pues si, lo prometido es deuda. Hace dias que tenía pendiente escribir sobre las celebraciones BBC, y estabamos en el punto del banquete. Pero quisiera hacer algun apunte de la ceremonia. Una amiga mia, Núria, indirectamente me ha recordado el tema. Hace un par de semanas tuvo que asistir a un gran super mega bodorrio. Era la boda de una hija de una gran amiga suya. Hasta aqui todo bien. Pero resulta que su queridisima amiga, es pelín ostentosa. Y claro, qué mejor ocasión para demostrarlo que la boda de su hija.
En fin, cuando me envió la foto para ver el vestido de la madre de la novia, no me sorprendió... o sí, en fin, era de esperar, aunque una visión así nunca nos deje indiferentes.
Yo todavía tengo pesadillas con las uñas de Rocío Carrasco cuando se casó con Antonio David.... o David Antonio, que para el caso es lo mismo. Esa visión de uñas postizas a lo francesa, pero tan largas y grandes que parecía más bien Francia y todas sus colonias.... me imaginaba yo a esa mujer en la noche de bodas... ¡pobrecito! ¡que miedo!
Capítulo a parte merecen los tules y velos varios .Que a las novias no les hace falta lifting para ese día tan especial de lo que les estira la cara el peso del velo . Su frente se junta con la nuca para soportar tremendo peso. Pero ellas muy puestas, erre que erre, entran a la iglesia cual arco al revés. Y la dama o damas de honor ( ¿alguién podría explicarme qué es eso del honor de estas damas en pleno siglo XXI?) pierden la compostura propia intentando mantener recta la cola y el velo. Las pobres damas adoptan poses increibles para colocar bien la cola sobre el suelo, de tal manera que se les tuercen los tacones, marcan las bragas de tanto que doblan la espalda, se les mueve el tocado... en fin, que se lo curran.
Los niños portadores de las arras y los anillos bien parecen sacados de una peli de Torrebruno. Son como hombrecitos enanos, con sus corbatas, sus pantalones de pinzas y sus zapatos de salón. La raya del pelo bien peinadita, y su dedo en la nariz ( ¿por qué lo harán? ¿será influencia del traje? hasta Froilán de todos los santos, con la categoría que tiene ese niño, buscó petroleo en su naricita de noble) no altera para nada la imagen de Dandy venido a enano que proyectan. Algunos deben soportar una corbata que tiene una goma (¡una goma!) alrededor del cuello para que se aguante. Ni hablar de los que llevan pantalón corto y calcetines hasta la rodilla. Las niñas dan la impresión que saldrán a volar de un momento a otro con tanta capa de falda. Y en el pelo, ese lazo de 25 metros, que seguramente cuando lo compraron en la mercería no encontraban las tijeras, si no no entiendo yo tanto metro.... si parecen un regalo de  pijos!
Los más religiosos sacan todo el oro que tienen en forma de crucifijos, medallitas, pendientes, esclavas y demás para lucir al sol.
Una vez acaba todo (por Dios que se caye ese niño de la última fila, o que lo saque a fuera el padre, que la madre bastante tiene con aguantarse el escote palabra de honor sobre las tetas de lactancia...) la gente sale como disparada a la puerta de la iglesia/ayuntamiento/juzgado a fumar o charlar. Aqui llega el punto que los que no fumamos no sabemos bien qué hacemos. ¿Nos vamos ya al restaurante? ¿parecerá que tenemos ansia de comer? ¿Alguién sabe el camino? No te preocupes, los novios han hecho un mapa, eso sí, sólo uno, que tiene el padrino que los ha acompañado a hacerse unas foticos, pero  en seguida vuelve... Asi que todos a esperar. Cuando llega el padrino, aguanta la bronca de su mujer por tardar tanto, y coge el coche para guiar a la concurrencia. No os preocupeis, sólo serán un par de horas de viaje. Debe ser que contra más lejos está el restaurante de la celebración más caché tiene... digo yo!
Media comitiva se pierde. La otra media se salta stops, cedas al paso, se incorpora a carriles contra dirección, hace rotondas al revés... todo para no perder al Audi del Padrino, que se diría los novios le han dado un plus para que pierda a la mitad de los invitados: total, ya les han dado el regalo y en el restaurante les devuelven el dinero de los que falten... digo yo!
Una vez en el restaurante, encontrar la ubicación de tu silla es una gincama. ¡Super! ¡a jugaaaaaaaaaaar! ¿¿¿dónde estará mi papelito???? suerte que te ha tocado al lado de tia Engracia, esa que pincha cuando besa y que mueve los dientes cuando mastica (por eso de la dentadura postiza....). Estos novios, siempre pensando en lo mejor para todos... A tus hijos, de menos de 3 años, los han mandado a la mesa de los niños a tres quilometros de la tuya .Como si por el simple hecho de juntar a todos los enanos, fuese síntoma de exito. Pobrecitos mios, ni se conocen, pero todos juntos.Para que el foco de llanto y crisis por estar separados de mamá estuviese mejor todo concentrado en una mesa. Es facil para una, cada plato debes atravesar miles de mesas hasta llegar a tu hijo, agacharte a su lado para ir ayudándole a comer y dejarte los tobillos y abductores en el intento, pues los tacones te matan y no hay una puta silla donde pegar tu culo... así que en cuclillas, con un vestido que vale un ojo de la cara y parte del otro y que el forro tiene la manía de engancharse a tu tacón cuando te levantas....
Los platos entran en la sala acompañados de música cuál desfile del siglo pasado... los camareros llevan las bandejas, algunas adornadas con bengalas, al ritmo del Bolero de Ravel... que digo yo que los pobres bien apostarían por un cambio tipo lady Gaga o para los cuarentones Joaquin Sabina... por eso de que el Bolero de Ravel cuando se emociona la música asusta...
Entonces, a comer. Pero no comer normal no, comer por 6. Platos y platos se suceden sin compasión. Y tu los guarreas, los pruebas, los criticas, pero después del vermouth de la entrada, en la que medio jabalí ha sido degustado por ti como en el campamento de Asterix y Obelix, no te cabe ni la patita de la codorniz.
Vino, blanco, negro, rosado, todo mezclado, ahora una coca cola, que tengo sed, agua, con gas y sin gas, una copa de cava, o dos, un Baileys que el whisky solo no me gusta, ¿el puro? no que no se puede, pues eso, gracias por esta figurita absurda de recuerdo que os ha costado un riñón y que yo guardaré en la caja de las pinzas de tender la ropa... no sé por qué. Empieza la música, el padrino ya tiene la corbata en la frente, la tia Engracia te cuenta, moviendo los dientes todavía ahora para eliminar una fibra de carne de su dentadura, que antes era una gran bailarina. Tu marido guapisimo a tu lado, pero los otros maridos dicen que está enchochao... lo vienen a buscar. Las mujeres enloquecen en la pista, ¡cuando volverán a tener tiempo de bailar tanto rato! los hombres prefieren beber y hablar de futbol... ¡vivan los novios!¡vivan! que se besen, que se besen! viva la madre de la novia! viva! viva el padre del novio! viva! que se besen también! Buf... como cansan las bodas poligoneras o cursis, que todas son igual ... eso sí, con lo que cuestan te reformabas la casa entera.

7 comentarios:

òscar dijo...

T'ha oblidat del veritable clímax de tot casori: aquella conga gegantina que s'organitza de fi de festa amb nuvis eufòrics, homes descamisats i amb la corbata lligada al cap com Sandokan, dones desmel•lenades aixecant-se el vestit en ballar qual María Jiménez, àvies i avis posant en perill llurs pelvis practicant saltironets ¿compassats? i, finalment aquell clàssic que mai no falta en aquests esdeveniments, algun nen tajat per obra i gràcia de la copeta que ha pispat d’amagatotis.

Un luxe!!!

Anónimo dijo...

Je je... Que bueno!
Yo tampoco entiendo porque el restaurante siempre esta tan lejos de la iglesia ni porque es tan difícil llegar sin guia!
Onavis

tersina dijo...

Ayyyyy menos mal que mis amigas no tienen costumbre de casarse.......y cuando me ha surgido un compromiso de estos siempre tengo que trabajar...que le vamos a hacer!!!!.....no soporto las bodas ni su parafernalia,lo has descrito tal como es!!!!!
Un saludo!!!!

Mirashka dijo...

Yo lo de la música con los platos no lo he entendido nunca... al menos los camareros nos interpretaran algún baile o algo... Yo fui a una que sonaba un gong cuando empezaban a sacar los platos y no morí de un infarto triple de milagro!

kira permanyer dijo...

Òscar. he fet una breu referencia, per el teu detall ajuda molt més a fer-nos una idea gràfica! jajajaja
Onavis, debe ser por eso que menciono de perder algun invitado por el camino.... pero después del suculento regalo que se suele hacer...cualquiera se pierde!

kira permanyer dijo...

TERSINA, pues no sabes la suerte que tienes! economica y emocionalmente hablando!
MIRASHKA, no se que es mejor, porque algunos camareros tipic spanish, cuerpo de albondiga y barriga cervecera no me los imagino yo en plena danza del vientre!!!!!!jajajaja

Blogger dijo...

Do you love Coke or Pepsi?
ANSWER THE POLL and you could get a prepaid VISA gift card!

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...