miércoles, 23 de marzo de 2011

TIEMPO PARA MI

Esta entrada seguramente será común a muchas mamás, trabajen fuera de casa o no. O incluso a muchos hombres, aunque los detalles sean diferentes, pero el fondo el mismo. Tener tiempo para uno mismo. Tiempo significa tiempo, es decir, a mi modo de ver y sentir, tiempo para "perder" el tiempo. Las prisas forman parte de nuestro dia a dia. Algunos presumen de controlar su tiempo, pero en la mayoría de los casos el tiempo nos acaba controlando a todos. La manera de gestionar las horas que establece el reloj varía de una persona a otra, incluso varía en según que etapa de la vida estés, pero es cierto que todos vamos moviendonos  bajo el mismo paraguas de occidente. Debemos rentabilizar el tiempo al máximo en cosas productivas, cosas que se puedan medir. Dejar que el sol de primavera acaricie tu cara hasta que te canses no sirve, ¿Cómo mediriamos el "factor impacto"? ¿por lo morenito de los mofletes?
Cuando llega el fin de semana también nos invade ese sentimiento de "aprovechar" el tiempo en actividades lúdicas que no podemos realizar el resto de la semana. Y en algunos casos, nos cansamos tanto, que el lunes necesitamos un nuevo motor para empezar la semana.
Después de filosofar en el párrafo anterior, voy a reivindicar que a mi dia, semana, mes, le faltan horas. Y por favor ,que no me salga ninguna mamá de esas que ultimamente leo, acusandome de querer compaginar vida laboral y familiar a costa de mis hijos y mi saludo fisica y mental. Voy a decirlo solo una vez alto y claro:
Me gusta trabajar, pero también me gusta ser madre.
No creo que lo haga del todo mal. Estoy cansada pero no astiada.
Respeto a la que libremente ha elegido quedarse en casa a criar a sus hijos. Las respeto, no las admiro. No las critico. Reitero: las respeto. Espero que hagan lo mismo con mi opción y no tenga que leer que la mayoria que hemos elegido ser madres y trabajar fuera de casa ,tenemos unos trabajos de mierda, mal remunerados, que vamos super estresadas, que.... yo no opino sobre la vida de las demás, dejen a mi gremio de locas al margen .Gracias.
Y dicho todo esto (estoy yo hoy algo mezclona de temas, será el estrés de trabajar fuera de casa...;-)  ) voy a reivindicar el tiempo que ser madre me ha robado:
-repasarme las cejas cada dia. No es que sea yo Macario, pero me encantan unas cejas bien perfiladitas... ahora, cuando engancho la pinza estoy más de 10 minutos seguidos... hasta aprovecho las retenciones en la autopista para hacerlo!(alguno me mira con cara de ¿quéhaceestalocapeluda?).
-pintarme las uñas del color que realmente me gusta. Desde que soy madre, pocas veces elijo colores oscuros. Demasiados retoques necesitan. Me pongo una base crema o transparente y a ver cuanto duran "pasables". ¡¡¡¡Quiero volver al granate!!!!!!
-tomarme un café en una cafeteria y no levantarme en el último sorbo. Es automático, si alguna vez se me ocurre pararme a tomar un café, cuando alzo la taza para sorber la última gotita de café, mi culo tiene un muelle que instantaneamente me separa de la silla... ¡asi no hay quien lo repose!
-Dejar de aprovechar todos los paseos por la casa para cargar cosas e irlas dejando donde proceda. Yo creo que en otra vida fui una guagua cubana. De esas que no tienen paradas establecidas como aqui, que donde ven gente la recogen hasta que ya no cabe nadie más. Pues esa soy yo ahora cuando voy por casa, un jersey por aqui que llevo al cuarto de los peques, el vaso a la cocina, mi bolso al recibidor, la muñeca a la buhardilla (subir dos pisos tiene merito, a veces la dejo en la escalera por si viene otra guagua y se lo lleva, pero no, en casa ese tipo de carné solo lo tengo yo...) ¡Quiero andar por casa cual gacela, sin peso alguno!
-Ponerme la crema después de la ducha con perfecta armonia. No es que no me ponga la crema, no, pero más bien parece el rebozado de un filete, rápido y sin cariño, que la crema que solia ponerme recreandome en zonas a tratar (codos y rodillas, no penseis mal...)
-Usar pijamas sexies. Me encanta la lenceria. Tengo muchisima, pero desde que tengo los peques, la uso poco. No soy de las de pijama de felpa, no, que la que tuvo retuvo, pero esas transparencias, esos encajes tan bien situados... quedan relegados para "ocasiones especiales". Levantarte a poner un chupete con media teta fuera no es de rigor....
- Llevar tacones por las tardes. Yo llevo tacones hasta las 18h mas o menos ,hora a la que llego a casa. En el trabajo sigo siendo coqueta .Con los niños me calzo unas botas, jeans y coleta o moño para ir variando. Cual explorador me preparo para la aventura de estar con mis hijos. Me encanta, si, pero eso de tener que cambiarme a medio dia me fastidia....
-tomarme una copa de vino antes de cenar sorbito a sorbito... si algun dia se me ocurre hacerlo ahora, nunca se dónde dejé la copa, es decir, me llaman, cojo a un niño, dejo esto, agarro aquello... ¿¿¿alguien sabe donde dejé la copa??? mejor lo olvido.
Podria seguir ,pero es que no tengo tiempo.....

14 comentarios:

Sandra dijo...

Muy bien tu reivindicación. Me las hago todas mías excepto los tacones, siempre he sido un poco pato ;p.
Respecto a lo que comentas del debate que ultimamente desde el día de la mujer trabajadora se ha generado por aquí me alegra que alguna madre también reivindique su papel profesional. No es fácil renunciar a lo que nos gusta, sea el trabajo, sea ser madres, pero si entre las mismas mujeres nos vamos machacando unas a otras, mal vamos. Te avanzo una frase que he puesto en un post que tengo preparado para la semana que viene: después de casi 30 años estudiando y preparándonos como profesionales, no es fácil decir, ahora me paro y soy madre. Cada cual ha de escoger su camino y dedicar el tiempo que tenga a sus hijos en la medida que eso le haga feliz y sea coherente con las necesidades de los pequeños.

anna dijo...

Que bien leer tu post. Me siento mucho más en sintonia que los que he leído últimamente. No me he pintado las uñas nunca y no tengo tacones pero me siento muy cerca de lo que quieres decir. El cafe, la ducha en calma....Ahora estoy en paro y super contenta, disfrutando a tope de mi peque, pero haciendo la tesi mientras tanto, toda una aventura... Hace un tiempo le dije a mi chico si podía quedarse un día entero con la niña para aprovechar y avanzar con la tesi...al final se van todo el fin de semana!! Cuando me lo comentó me puse nerviosisima!! Pero mira ahora vengo de pedir hora en la pelu...y a lo mejor me pinto las uñas de granate y me pongo tacones en tu honor!! jiji...Tesis no se si haré, pero pienso aprovenchar muy bien los días, eso sí!

onavis dijo...

Me siento muy identificada!!
Como se valoran ahora todas estas cosas! Yo también las hecho de menos: quien pudiera volver a hacer el crucigrama del periodico!
Empezé poco a poco a recuperar algunas (al principio con sentimiento de culpa y todo- hay que ver como somos las mujeres!), cuando la peque empezó la guarderia.
Me ha encantado tu post!

mamacuentista.blogspot.com dijo...

coincido contigo y añadiría poder salir sin manchas en la ropa a la altura de la rodilla mas o menos ahí donde llega la mano siempre sucia de mi enano pringoso

kira permanyer dijo...

SANDRA, totalmente de acuerdo con tu apreciación de la guerra entre mujeres. Que cada una elija su mejor opción, todas respetables. Yo no creo, como he leido muchas veces, que ser madre y trabajar fuera de casa esté muy bien visto... también es cierto que las que deciden quedarse en casa son criticadas... el caso es que siempre nos critican. Por qué entonces no nos unimos y empezamos a ser menos criticonas? Me encantará leer tu post.
Anna, me parece estupendisimo que te tomes tu tiempo! Tesis o no, trabajo o no, todas deberíamos tener un pequeño espacio para nosotras... un consejo: deja secar bien la primera capa de esmalte para ponerte la segunda ;-)
Onavis, gracias! el periódico? que es eso? je,je, cuanta razón tienes! a mi me encantaba leerlo los domingos durante más de una hora con un buen desayuno... todo volverá! un abrazo.

kira permanyer dijo...

que risa mamacuentista! es cierto!y que me dices del caminito de leche en el hombro cuando son lactantes? un abrazo.

irene dijo...

Me ha encantado lo que has escrito, me he visto reflejada en la guagua...je,je... siempre tengo la escalera llena de cosas para aprovechar los viajes que hago hacia arriba y hacia abajo.
Ultimanente tambien me habia planteado buscar un hueco para tener tiempo para mi, tengo una lista en la cabeza de mil cosas que me gustaria hacer... espero conseguirlo poco a poco.

Tío Eugenio dijo...

Llega un día en que los nenes se hacen mayores y están toda la tarde fuera hasta la hora de regreso que tienen fijada (más quince minutos)... y entonces miras al pasillo y pasas tu tiempo libre echando de menos cuando corrían por él jugando a los coches o cuando les contabas el cuento de los tres cerditos todas las noches sin cambiar una pausa.

El caso es no estar contentos nunca.
Ug

historiadea dijo...

Ay, Kira... ¡Cuánto en común!... ¡Cómo me identifico con eso de depilarse las cejas _y todo lo demás_ a salto de mata, eso de ir por la casa aprovechando cada viaje para devolver las cosas a su sitio... Y esa añoranza casi continua de una feminidad como Dios manda: sin ojeras, estrés ni nada que no sea darse gusto _en todos los sentidos_ la mayor parte del día. Y de la noche. ¡Ánimo, compañera!. Como bien dice Ug, llegará el día en que añoremos las voces infantiles por el pasillo, las noches en vela quitando mocos, tomando temperaturas y todas esas cosas que, cuando eres mamá, trabajas y tienes inquietudes es tan complicado conciliar. ¡Aúpa esa lencería! ;-))) Un beso cómplice desde Toletum.

kira permanyer dijo...

irene, solo nos falta el colocar cosas sobre la cabeza cual africana, pero todo se andará..;-) Un abrazo
Ug, todo el mundo con hijos algo más mayores me lo dice, y coinciden contigo en que echas de menos el estar más tiempo con ellos... al mismo tiempo que me libera, me da miedo.. a veces pienso que no tengo más tiempo porque no lo busco. Gran contradicción, un abrazo fuerte.

Querida Toledana mia, si seguimos en contacto durante mucho tiempo(que espero que si) tenemos que echarnos unos vinitos y contarnos como compaginar ese lado femenino que añoramos con el kleenex en la mano y las toallitas humedas en el bolso... je,je, un fuerte abrazo de esta catalana tuya.

historiadea dijo...

Querida Kira... Como seguiremos en contacto mucho tiempo, te tomo la palabra y desde ya hago míos esos vinos compartidos. Un besazo lleno de cariño.

Mirashka dijo...

ja ja ja ja ja ja Kira te entiendo tan bien que no se si llorar de la risa o del estrés!!!!!! Ese espíritu de guagua cubana es totalmente compartido! Y la mayoría de añadidos, especialmente el ir sin manchas por el mundo!

Yo disfruto mi trabajo y disfruto el ser madre. Es difícil de compaginar y hay días en que siento que no puedo más, pero los momentos de satisfacción en uno y otro mundo, que los hay, hacen seguir adelante. Eso si, ahora necesito unas vacaciones! Y no las de semana santa no me valen: las niñas también tienen vacaciones, así que las mías no serán completas...

porfinyomisma dijo...

no sé si reir o llorar... q penita me ha dado ponerme a pensar en todas esas cosas que enumeras,...
yo digo en mi casa q tengo complejo de coche escoba, casi q me tomo los cafés de pie o como mucho sentada en la barra, no recuerdo como se aplica el esmalte de uñas (espero q sea como montar en bici, q no se olvida), y añado al tema manchas esas marcas de mocos secos q te dejan cuando los abrazas porq están llorando....
echo tb mucho de enos mi café y periódico sentada durante 1 hora un domingo por la mañana,...

kira permanyer dijo...

Pues Mirashka, eso de la guagua veo que es común a casi todas... que mania de dejarlo todo por medio y que mania la nuestra de recoger lo que otros deberian!!!!
Porfinyomisma, es cierto, lo del café es un gran sintoma de que las cosas han cambiado... el tiempo se mide de otra manera, y todo y que seamos super felices, que envidia sana da ver a algunas personas, un domingo por la mañana, con sol, en una terracita de cafeteria, con un buen periodico ( o dos) un desayuno abundante y tiempo, muuuuuuuucho tiempo... todo llegará!

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...