sábado, 26 de diciembre de 2009

EL SILENCIO


Llenar los espacios, los silencios, parece una tarea obligada hoy en dia. Nadie soporta el silencio en compañía. Si estás solo fisicamente, se entiende, pero rápidamente se busca una música, esa TV que se enciende sólo "para hacer compañía", ese lavavajillas en marcha, esa lavadora, esa ventana abierta para oir la calle....

Yo seguramente pecaré también de eso. Cuando estoy en compañía de alguien, no paro de hablar y espero que mi amigo, conocido o quien ose ponerse a mi lado, haga lo mismo. Pero últimamente, reflexiono sobre ello: la percepción de "mala educación" que tenía sobre los silencios en compañía está variando. No es mala educación, es una conversación no verbal a veces muy necesaria.

Últimamente han llegado a mis oídos palabras feas, agrías, sin fundamento. Palabras que han llenado mi cabeza sin dejar espacio a esos silencios tan necesarios para alcanzar la paz. Quiero recuperarlos, los necesito. Una vez más veo cuan equivocada estaba: no hace falta llenarlo todo de palabras si además esas palabras llenan tus oidos de mentiras. Mentiras encubiertas por el odio. Yo quiero mi ratico de paz...Dame silencio pa mis huesicos, baby.

2 comentarios:

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Siempre he pensado que si soy capaz de estar en silencio con una persona, y estoy a gusto, entonces esa persona es mi amiga, porque con ella no me hace falta llenar espacio con sonidos. Y me siento cómodo, a gusto... y nos podemos quedar muditos y no pasa nada.

¡Un saludo!

kira permanyer dijo...

Tienes toda la razón, pero verdad que es realmente dificil? yo admiro a la gente que lo hace tan bien, con esa parsimonia, esos ojos que te miran tranquilos sin abrir la boca... algún dia lo conseguiré!!!! o no....
Besos

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...