viernes, 24 de abril de 2009

Ojos pequeños.....


Es curioso, tener los ojos pequeños, estéticamente hablando es una desventaja... Los ojos grandes son alabados por escritores y cantantes, como el sumum de la belleza. Tu mirada penetrante, esos ojos azabache... etc, etc.. son frases que puedes encontrar en toda clase de literatura ( con mejor o peor liturgia) y canciones populares.

Pero ayer, confirmé que los ojos pequeños no son siempre fruto del capricho de la naturaleza, si no que son el resultado de una actitud frente a la vida. La gente, en su mayoría con ojos rasgados, pequeñitos, tirando hacia las sienes, me han demostrado, en la mayoría de los casos, que tienen esa fisonomía por su comportamiento frente a las personas y los hechos que las rodean. Una persona con los ojos así ,suele tenerlos rodeados de hermosas arrugas que bordean una expresión risueña. No se trata de que el sol no te deje abrirlos, es que al sonreir habitualmente, la piel se desplaza hacia los ojos, cubriéndolos, tapándolos, protegiendolos de las malas vibraciones.... Son personas que te reciben con una sonrisa, que tus comentarios se ven abrazados con su carisma, que no les importa la cantidad de marcas que les quedará cuando sean mayores por estas expresiones....

Ayer conocí al escritor Sebastià Serrano ... Compré su último libro, El Plaer dels Sentits para regalarlo a mi pareja, y por primera vez en mi vida, hice cola para obtener la firma del autor. Siempre he pensado que tener el garabato de alguien es absurdo. No soy nada mitómana la verdad. Nunca me impresionó que alguien me firmara en la camiseta o en las braguitas.... Pero ayer sentí una fuerza y una emoción especial. Sebastià Serrano trasmite una paz y una tranquilidad ejemplar. En un escenario poco dado al trato personal, regaló su tiempo a todos los que esperábamos, con una dedicación casi exclusiva a cada uno de nosotros. Me preguntó, estampó una dedicatoria digna de alguien que me conociera bien o conociese a mi pareja, y durante todo el tiempo que estuve esperando sus palabras delante de él, en la hoja del libro que adquirí (más de 4 minutos...) no dejó de mostrarme unos ojos pequeñitos, risueños, abrazados de miles de arrugas, pero trasmitiendo un carisma y una paz que me encantaría conseguir. Y eso sólo se obtiene desde dentro... No valen las cremas milagrosas ni los remedios caseros... El alma, cuando es noble, pinta tu cara con ese aurea especial... Gràcies Sebastià!

4 comentarios:

Vane dijo...

Ayyyy, qué profunda!!!.. simplemente me ha gustado y pongo mi granito de arena... y mis ojos pequeños, protegidos de las malas vibraciones pero abiertos para transmitir alegría... y lo que los demás ojos puedan llegar a ver.

kira permanyer dijo...

que es mucho.... por cierto, tu no tienes los ojos pequeños....

Marta dijo...

Pues no se quien es Sebastián, aunque últimamente me pierdo un poco con los escritores.
Los ojos pequeños y rasgados a mi me gustan y estoy de acuerdo en que transmite amabilidad.
Vane, nada de ojos pequeños para ti...

Angie Puente dijo...

ME PARECE UN ESCRITO EXCELENTE... Felicitaciones.. Los míos son pequeños y te concedo la razón a muchas de las afirmaciones mencionadas, sobre todo en parte de dulzura y soriente... Saludos¡¡

SE ACABÓ!

Quieres más? pues hala! busca entraditas a la derecha...